¿Cómo limpiar una piscina construida con material poroso?

En esta oportunidad hablaremos acerca de como tratar una piscina construida con material poroso, pocos son los clientes que buscan una opción más allá de la vitrocerámica, fibra de vidrio o liner. Esto se debe a dos factores, el mantenimiento es un poco más exigente, para evitar que no se formen algas en los poros o endiduras, el segundo factor es la parte económica, dependiendo del tipo de piedra puede salir más caro que utilizar los materiales convencionales.

A continuación unos ejemplos de como se ve un material poroso, así podrán entender porque el mantenimiento es más riguroso, se pueden apreciar los orificios o endiduras en el material, en estos lugares es donde se pueden formar fácilmente las algas, por eso deben de cerciorarse que esos espacios se mantengan limpios.

En el mantenimiento de la piscina deben de aplicar un alguicida concentrado especializado en llegar a los poros del material, arrancando y eliminando las algas que se encuentren ahí, aplicando ALTAQ-TRIA bordeando las paredes de la piscina. Dejándolo actuar. Después aplicar el ALTAQ-Cloro rápido base Dicloro, este tipo de cloro por el tipo de material. Una vez aplicado esto, revisa el nivel de pH, si es necesario subirlo aplica ALTAQ-REGUBAS y para finalizar agrega el ALTAQ-CLARIFICADOR para que la piscina quede brillosa y chispeante.

ALTAQ-TRIA

Elimina las algas en los bordes de las paredes de la piscina.

ALTAQ-DICLORO GRANULADO

Cloro bactericida, especial para superficies delicadas

Se necesita hacer una buena limpieza en las paredes y piso de la piscina, para que todo la suciedad que se genere se elimine, podrán observar la eficacia del producto en los filtros de cartucho, cuando los destapen se darán cuenta la cantidad del algas que habían en el material y han sido arrancados.

Es clave mantener un buen mantenimiento, así podrás disfrutar de una bella piscina con agua limpia, cristalina y saludable.

¿Porqué el color del agua no se ve azul?

Esto dependerá de la luz y la superficie de la piscina, si sus tonos son beige, crema o arenosos, como en este caso, la tendencia es que el agua se vea de color verde turquesa.

La diferencia entre un verde limpio y un verde contaminado por algas es muy simple, el agua debe permitir la completa visibilidad del fondo, se encuentra cristalina y no se nota turbia o lechosa el agua ni de cerca ni de lejos y las paredes de la piscina no deben de estar babosas. Si tu piscina se encuentra con las características anteriores significa que estás disfrutando de unas excelentes condiciones del agua